Tecnología FirePro

Diseñamos y fabricamos sistemas de extinción de incendios modulares, eficientes y efectivos, con un innovador compuesto que es la base de nuestra tecnología.
arrow

Compuesto FPC

Los sistemas de FirePro usan la última generación de nuestro compuesto sólido patentado FPC, que es el resultado de muchos años de investigación y desarrollo.
Cuando se activa, el compuesto sólido FPC se transforma en un aerosol condensado que es un agente extintor de incendios muy eficiente y efectivo, y que se expande rápidamente.
El aerosol se propaga y distribuye de forma uniforme por el recinto protegido gracias al momento generado durante el proceso de transformación. A diferencia de otros agentes gaseosos, el efecto de inundación total se alcanza sin aumentar la presión en el área/volumen protegido. La extinción de incendios se consigue mediante la interrupción de las reacciones químicas en cadena que se producen en la llama y no por el agotamiento del oxígeno y/o por enfriamiento como sugiere el triángulo del fuego tradicional.

 

La tecnología de FirePro extingue el fuego mediante la inhibición de las reacciones químicas en cadena a nivel molecular, sin agotar el oxígeno.

Los beneficios de FirePro

Los agentes de extinción de incendios convencionales extinguen el fuego mediante uno de los siguientes métodos, o una combinación de los mismos:
Enfriamiento: Absorbiendo calor del fuego y bajando así su temperatura.  
Eliminando el combustible: Reduciendo o cortando el suministro de combustible. 
Sofocación: Retirando el oxígeno o reduciéndolo por debajo de un determinado nivel.  

 

Proceso de transformación
Proceso de transformación

Proceso de transformación

En un fuego normal, hay una intensa reacción entre átomos y fragmentos de radicales libres inestables en presencia de oxígeno, que no se detiene hasta que se agota el combustible. FirePro extingue el fuego fundamentalmente inhibiendo a nivel molecular las reacciones químicas en cadena de la combustión.

Al activarse la unidad de FirePro, el compuesto FPC que contiene se transforma rápidamente en un agente extintor formado principalmente por sales de potasio K2 CO3, H2O (vapor), N2 y CO2.
El tipo de gas y la capacidad del aerosol condensado para expandirse en todas direcciones facilitan su distribución rápida y uniforme por todo el volumen protegido, así como su flujo en las corrientes de convección naturales de la combustión.


Las partículas sólidas de las sales de potasio, de unos pocos micrómetros de tamaño, están suspendidas en un gas inerte que presenta un ratio de superficie a masa de reacción muy alto - aumentando su eficiencia -  lo que supone que se necesite una menor cantidad de agente de extinción de incendios.
Cuando el aerosol condensado alcanza la llama y reacciona con ella, se forman radicales de potasio (K*) sobre todo a partir de la disociación de K2 CO3. Los radicales K* se enlazan a otros radicales libres de la llama (hidroxilos - OH-) formando productos estables como KOH. De este modo se extingue el fuego sin agotar el contenido de oxígeno ambiental. El KOH vuelve a reaccionar en presencia de CO2 para formar K2 CO3.
Las partículas sólidas de carbonato potásico (K2 CO3) tienen un diámetro inferior a 5 micrómetros y permanecen en suspensión en la sala o recinto protegido durante al menos 30 minutos, evitando así que el fuego se reactive.

 

El compuesto sólido FPC, desarrollado tras muchos años de investigación y desarrollo, contiene sales de potasio presentes en la naturaleza y respetuosas con el medioambiente, sin materiales pirotécnicos. Nuestro compromiso con la sostenibilidad está avalado por el número y el nivel de todas las certificaciones, clasificaciones y aprobaciones europeas e internacionales que hemos obtenido.

El compuesto sólido FPC

El compuesto sólido FPC, desarrollado tras muchos años de investigación y desarrollo, contiene sales de potasio presentes en la naturaleza y respetuosas con el medioambiente, sin materiales pirotécnicos. Nuestro compromiso con la sostenibilidad está avalado por el número y el nivel de todas las certificaciones, clasificaciones y aprobaciones europeas e internacionales que hemos obtenido.

La tecnología de extinción de incendios de aerosol condensado de FirePro es adecuada para fuegos de las clases A, B, C y F (según la clasificación de la norma EN2) y A, B y C (según la clasificación de la norma NFPA10).

Denominación EN
Denominación NFPA

Más información

Subscribirse al boletín
Solicitud de caso práctico industrial
Solicitud de reunión